Back to top

Claves del algoritmo de Instagram en 2019

Sabemos que en los últimos años, si hay algo que ha afectado a todos los profesionales del marketing digital han sido los cambios en el algoritmo de las distintas redes sociales. Instagram y Facebook han sido las redes sociales que peor han salido paradas, pero hoy nos vamos a centrar únicamente en el algoritmo de Instagram.

¿Qué es lo que hace que nuestra visibilidad orgánica en Instagram crezca como la espuma? Ya sea por las horas en que publicamos, el tiempo que invertimos en la app o el tiempo en que tardamos en responder a los usuarios, hoy te vamos a contar las claves para entender y sacarle el máximo partido al algoritmo de Instagram. ¿Vamos allá?

 

Tiempo de uso de la aplicación

Obviamente, Instagram ha barrido para su casa a la hora de determinar su algoritmo. De manera que el tiempo que pasamos en la aplicación e interactuamos con nuestra comunidad es uno de los principales factores que van a influir en la visibilidad de nuestros posts.

Tiempo de respuesta a los usuarios 

Antes, el tiempo en que las marcas tardaban en responder a los comentarios de sus followers no era relevante. Hoy, la visibilidad de un contenido en Instagram depende, en gran medida, de esto. De hecho, los 60 primeros minutos pueden ser cruciales a la hora de sentenciar una foto o un contenido al olvido.

 

Así, la visibilidad de un contenido va a depender en gran medida del tiempo que tardamos en dar una respuesta a nuestra comunidad.

 

Los comentarios cortos no valen.

Responder con un emoticono :), un: ¡genial! o un ¡nos encanta! no es suficiente para contentar al algoritmo de Instagram. Nuestras respuestas deben ser precisas y contener, como mínimo, cuatro palabras. Está claro que eso dependerá del comentario que nos haya dejado el usuario, pero en gran medida, debemos intentar dar respuestas únicas y personalizadas a nuestra audiencia.

 

No saturar con demasiados hashtags.  

Atrás ha quedado la época del #likeforlike y el #follow4follow junto a 4 metros más de hashtags. Así como en sus inicios Instagram permitía un máximo de 30 hashtags, ahora no es recomendable usar más de cinco hashtags (a menos que queramos que Instagram nos penalice).

 

¡Ojo! Tampoco vale poner los hashtags en los comentarios. La forma correcta de usarlos es en el pie de foto. De lo contrario, éstos no aparecerán en los resultados de búsqueda. Lógicamente, porque no estarán dentro de la propia publicación.

Nuestra recomendación:

Combinar los hashtags de tu producto con los hashtags de la categoría (no más de 4 por publicación). ¡Verás qué diferencia!

 

Los errores y las ediciones se pagan muy caros. 

Ya sea porque eliminamos una foto y luego la publicamos de nuevo, o porque editamos el copy de nuestro pie de foto por culpa de un error durante las 24 primeras horas de vida de la publicación: Instagram te penalizará la visibilidad de esa publicación. Sí, a nosotros también se nos cae la lagrimita.

Regularidad y constancia a la hora de publicar. 

Es importante que encontremos el equilibrio entre no publicar en 2 meses y saturar a nuestra comunidad con demasiado contenido. Es mejor ser ‘constante en el tiempo’ y publicar con menos frecuencia que publicar mucho contenido de golpe y después dejar de publicar.

El prime time.

Así como en la televisión, Instagram también tiene sus propios prime-times, por lo que publicar en las mejores horas va a ser clave para la visibilidad de tus publicaciones. Al final, cada comunidad es hija de su padre y de su madre, por lo que deberás analizar las horas de mayor actividad de tus seguidores y hacer testing para determinar cuáles son las horas punta en las que más te interesa publicar.

Instagram stories 

Instagram suele tener en cuenta el tiempo que pasamos en la aplicación, incluidas el tiempo que destinamos a ver las historias de nuestros seguidores. Así, las historias de Instagram nos servirán para generar contenido más cualitativo y aumentar el reach de nuestras publicaciones de una forma mucho más espontánea. Sin duda, uno de los métodos más efectivos para aumentar la visibilidad de nuestras publicaciones.

No comprar followers.

Esta práctica (de la cual, seguro, hablaremos en futuros posts) no solo no la recomendamos, si no que además te puede costar una penalización grave por parte de Instagram. Más que nada, por sentido común: Habitualmente estos nuevos seguidores falsos no van a interactuar con nuestras publicaciones y nos van a bajar el engagement de nuestra comunidad.

 

¡Y hasta aquí nuestro post de hoy! Todo se resume en apostar por la calidad de nuestro contenido y respuestas y por pasar tiempo en la app. ¡Nos leemos en el siguiente! 😉

¡Síguenos!